Hermenéutica

Litografía pase bajo venda iniciación masonica
La Iniciación en las Distintas Tradiciones
5 mayo, 2018
Se ve una frontera
Fronteras
5 mayo, 2018
Rabbi Hillel

Rabbi-Hillel

Esta plancha versa sobre la Hermenéutica y sus aplicaciones o relaciones con la Masonería. Está pensada como una breve introducción, sin más pretensiones que la de despertar la curiosidad sana como me la ha despertado en mí.

La Hermenéutica es una corriente filosófica que se dedica a la interpretación de los textos. El término hermenéutico proviene del griego que significa declarar, anunciar, esclarecer y, por último, traducir. Proporciona un método que permite analizar e interpretar textos muy diversos. Es una herramienta que se viene utilizando desde nuestros antepasados Griegos. Se ha aplicado tradicionalmente al estudio de textos sagrados, aunque no se ha limitado a ello. Así se ha utilizado para analizar otros textos como por ejemplo los jurídicos. Hoy en día se aplica para analizar una gran variedad y tipo de textos. Por supuesto se puede también aplicar a los textos masónicos.

A lo largo del tiempo la Hermenéutica ha pasado por muchas modificaciones hasta llegar a ser hoy un método muy abierto dirigido a buscar múltiples interpretaciones de un texto, mientras al inicio de los tiempos estaba más pensado para buscar La interpretación única y verdadera.

Es con filósofo Heidegger que esta disciplina alcanza auténtica profundidad filosófica.

Dirá así que la “comprensión” es una estructura fundamental del ser humano y ya no una forma particular de conocimiento. Esto significa que la comprensión es lo que hace posible todo conocimiento. La interpretación es posterior a la comprensión.

La Hermenéutica se basa en que para poder interpretar un texto correctamente tenemos que primero adentrarnos en la mente del escritor. Este al escribir quería transmitir algo que nos llegara al lector. Para que una comunicación llegue del emisor al receptor los dos deben de saber utilizar el mismo protocolo de comunicación, que define todas las reglas que rigen esta transmisión de ideas. Esto significa que primero tenemos que saber que reglas de comunicación utiliza el escritor. Para esto debemos entrar en su mente, saber como piensa, como compone sus ideas y como elabora su argumentación. Debemos conocer su contexto histórico, sicológico, educativo, etc.

Todo que pueda influir en su utilización del lenguaje. Cuando una mente racional desea comunicar su pensamiento a otra, se vale, para ello, de ciertos medios convencionales de comunicación que se suponen comprensibles para ambas. Las palabras de significado y uso definido sirven a este propósito en todos los idiomas; por consiguiente, si uno entiende los pensamientos escritos de otros, debe conocer el significado y uso de sus palabras.

El Lenguaje escrito es la parte central de la Hermenéutica. Por eso las 3 tesis que define Andrés Ortiz – Osés en la Hermenéutica moderna están centradas en el lenguaje.

La primera dice: El ser que pude ser entendió es lenguaje. La realidad cuando la entendemos la podemos expresar por medio de la utilización del lenguaje. La realidad puede tener una naturaleza objetiva y subjetiva. El lenguaje se utiliza para hablar de forma subjetiva de cosas objetivas. Reconocer esto significa que aunque estemos hablando de un objeto físico y concreto nuestra interpretación como es personal será subjetiva, y por ende significa que no hay una única verdad. Esta se forma por la suma hasta el infinito de todas las interpretaciones humanamente posibles. Todo es intersubjetivo, la suma de todas las realidades de cada individuo. Esto elimina de forma fulminante todo tipo de dogmatismos.

La segunda dice: Todo entendimiento es interpretación. Todo está sujeto a la interpretación. Tradicionalmente se ha debatido entre dos extremos, El Absolutismo (Todo es absoluto fijo) y el Relativismo (Todo es relativo). Hoy en día la Hermenéutica moderna se inclina más por una posición intermedia, El Relacionismo (Todo está relacionado). La verdad no es ni absoluta ni relativa, sino que está relacionada.

La tercera tesis dice: Todo entendimiento es comprensión. Todo entendimiento es o pasa por la auto-comprensión, la comprensión de uno mismo. En la Masonería vemos esto representado por el pulido de nuestra piedra bruta. Antes de saber cómo la tenemos que tallar y pulir debemos observarla y analizarla detenidamente y de forma concienzuda. Esto es auto-crítica y auto-comprensión. La comprensión la podemos entender como sensorial, cordial e intelectual. La comprensión tiene un lado objetivo y subjetivo. Se compone de un diálogo de los opuestos. El precio de la vida es la muerte.

El sentido de la vida es la muerte. El precio de la felicidad es la infelicidad. Los Masones lo vemos en el diálogo que sostienen las losetas blancas y negras en el suelo de nuestro templo ajedrezado.

Cuando se analiza un texto por medio del método Hermenéutico hay que establecer primero el objeto y el plan general del escrito. Esto significa que hay que buscar la razón por la que el autor ha emprendido la tarea de comunicarnos algo. Cuál es el mensaje general que el autor nos quiere transmitir. Para eso primero tenemos que ver
al mundo por medio de los ojos del escritor. El plan de una obra es el arreglo de sus varias partes, es decir, es el orden de pensamiento que el escritor se propone seguir. El plan de un libro está íntimamente relacionado con su objeto. No es posible entender bien el uno sin algún conocimiento del otro. Aun en los casos en que el objeto está
formalmente anunciado, un análisis del plan, lo hará más evidente aún. El escritor que tiene ante su mente un plan bien definido, es más que probable que se atendrá a él y hará que todos sus relatos y argumentaciones particulares convengan con el asunto principal.

El siguiente punto a analizar será el contexto. La palabra “contexto” denota algo que está tejido junto y, cuando se la aplica a un documento escrito, se entiende por ella la conexión de pensamiento que se supone debe existir en cada uno de los pasajes que, sumados, forman el conjunto del documento. El contexto inmediato es el que inmediatamente precede o sigue a una palabra o sentencia dadas. Contexto remoto es aquel cuya conexión no es tan cercana y puede abarcar todo un párrafo o sección.

Por consiguiente, el contexto, el objeto y el plan de un escrito deben estudiarse juntos; y, quizá, en orden lógico el objeto debiera ser lo primero a determinarse. Porque quizá sólo después de haber dominado el objeto y designio principal de toda la obra podamos comprender bien el significado de algunas partes especiales de la misma.

La conexión de pensamiento de un pasaje dado puede depender de una variedad de consideraciones. Puede ser una conexión histórica, en la que los hechos o acontecimientos registrados estén conectados en una serie cronológica.

Puede ser histórico-dogmática, en la que un discurso esté relacionado con algún hecho o circunstancia históricos. Puede ser una conexión lógica, en la que los pensamientos o argumentos se presentan en orden lógico, o puede ser psicológica, porque dependa de alguna asociación de ideas. Esta conexión psicológica es la que nosotros Masones debemos buscar y encontrar en nuestros textos y ritos cargados de simbolismo.

Debemos de recordar en este punto que los símbolos no tienen una única explicación.

Esta depende tanto de la psicología del escritor como la del lector. Nuestra tarea como Masones es buscar estas explicaciones, exponerlas en nuestras planchas y enriquecerlas con los múltiples puntos de vista de las Hermanas y Hermanos durante el debate fructífero que todos esperamos que surja después de la lectura de la misma. De
esta forma podemos llegar a una interpretación Relacionista que es la suma de todas las interpretaciones. Esto nos acercará a la Verdad. Este proceso es únicamente posible si tenemos la mente abierta y estamos dispuestos a considerar de forma abierta aunque crítica todas y cada unas de la opiniones y posiciones de todos aquí reunidos.

Erasmus